INVOLUCRATE Y HAZ EL MILAGRO

PARA ALGUIEN QUE LO NECESITA

HAGAMOS
LA DIFERENCIA!

HAZ UN DONATIVO AHORA    CONVIERTETE EN VOLUNTARIO

SE UNA BENDICION Y AYUDA

A NUESTROS MISIONEROS

Al principio Dios creó al hombre a su propia imagen. Caminó con el hombre en el frío de la noche. Pero el pecado interrumpió esa unión. Entonces Dios creó a los misioneros. Dios dijo, “Porque la cosecha es muy grande, necesito alguien listo para sembrar la semilla, para arar la tierra, regar la semilla y recoger la cosecha que esté madura; alguien para ir y educar, a multiplicar los cultivos, y responder la llamada y pagar el precio”.

Entonces Dios creó a los misioneros. Dios dijo, “Necesito alguien honesto y valiente, lleno de gracia, piedad y compasión, libre de miedo y pasividad, caminando con verdadera identidad; alguien ardiendo en amor y ceñido con la verdad; alguien que refleje radiantemente la gloria de Dios”. Entonces Dios hizo a los misioneros.

LEER MAS